Agrosap y Corteva Agriscience, seleccionadas por la Junta de Andalucía y Vodafone para desarrollar el primer proyecto de innovación 5G en drones para el sector agroalimentario

Date: 17.12.2020 | Noticias

La conectividad agrícola y el acceso a internet en las zonas rurales es un pilar clave para la actualización del sector agroalimentario y para la popularización de la moderna agricultura de precisión. En el foco de esa conectividad se sitúa la nueva generación de internet móvil de alta velocidad o 5G.

Precisamente para promover el uso de esta tecnología entre las empresas andaluzas, la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad y Vodafone han lanzado la iniciativa ‘Impulso al 5G Andalucía’, cuyo primer reto de innovación se ha planteado bajo el título ‘Aplicación inteligente de fitosanitarios con drones en tiempo real’, y está dedicado a mejorar la protección de los cultivos a través de la detección y el tratamiento inteligente de plagas.

La propuesta ganadora ha sido la del consorcio formado por las empresas Agrosap y Corteva Agriscience, junto a las universidades de Sevilla, Córdoba y Almería. El objetivo general del proyecto ATHOS 5G es el de desarrollar un prototipo funcional de vehículo aéreo no tripulado (UAV) con conectividad 5G para la protección inteligente de cultivos en tiempo real.

El grupo responsable del proyecto cuenta con dos empresas de amplia experiencia en la implantación de soluciones de agricultura de precisión y en la protección de cultivos, y con universidades reconocidas en ámbito de la investigación de nuevas tecnologías para la agricultura en España.

El dron Athos sobre el que se articula el proyecto, ha sido diseñado para equipar un sensor multiespectral, una cámara RGB y una cámara termográfica, además de contar con un sistema para la aplicación de tratamientos fitosanitarios aéreos. Los datos recogidos por los sensores serán enviados en tiempo real a una plataforma cloud gracias al ancho de banda que proporciona la red 5G. En los servidores de la plataforma se aplicarán algoritmos propios y técnicas de visión por computador para detectar y cuantificar las zonas afectadas en los cultivos. Posteriormente, el sistema determinará la necesidad de realizar una aplicación en el caso de que exista presencia de plagas en algún punto, y enviará una orden al Athos para que realice el tratamiento necesario. Todo este proceso ha sido diseñado para ejecutarse de forma automática con una mínima supervisión por parte de los operadores del sistema.

Para Salvador Correa, director general de Agrosap, "En este proyecto, la velocidad de transferencia, la estabilidad y la baja latencia que ofrece la red móvil 5G, permiten plantear una solución que combina la transmisión de un gran volumen de datos, con la necesidad de un retardo mínimo para el envío de ordenes en tiempo real a una plataforma aérea. Se trata de solución innovadora, imposible de plantear sobre la infraestructura de las redes 4G disponibles hasta ahora."

El proyecto Athos 5G tiene una duración planificada de 9 meses, y los responsables del proyecto esperan que se convierta en un ejemplo de aprovechamiento creativo e innovador de las ventajas que aporta la tecnología 5G a los profesionales agrícolas.