Soluciones Agrícolas de Precisión colabora con la Universidad de Sevilla analizando diferentes sensores para medir el estado nutricional del trigo

Date: 24.07.2016 | Noticias

La toma de datos para el cálculo del NDVI tuvo lugar en una parcela de trigo de la localidad sevillana de Carmona durante la primera semana de marzo.


Un equipo de técnicos de Soluciones Agrícolas de Precisión S.L. (SAP) junto con agricultores y miembros de la Universidad de Sevilla, han llevado a cabo una experiencia conjunta para la monitorización de una parcela de 12 hectáreas de trigo mediante el uso de tres tipos de sensores ópticos. Esta iniciativa forma parte de un proyecto que se viene desarrollando desde hace varios años, y cuyo objetivo último es mejorar la información disponible para la toma de decisiones por parte de los agricultores mediante el uso de este tipo de instrumentos.

El primero de los sensores utilizados fue el “Handheld GreenSeeker” de la firma Trimble, un dispositivo de mano que permite tomar medidas puntuales del índice NDVI -un indicador indirecto de la cantidad de nitrógeno del cultivo-. Para realizar el muestreo un equipo de técnicos recorrió la parcela “a pie” tomando lecturas a una altura de 60 centímetros. El muestreo completo del terreno con este método llevó 2 horas y la generación de mapa de NDVI 10 minutos. Se trata de un sensor económico que tiene en la sencillez su mejor cualidad.

<< El “Handheld GreenSeeker” es un sensor económico que tiene en la sencillez su mejor cualidad >>

UAV de DronSAP preparado para toma de datos

La siguiente medición fue realizada por un equipo de DronSAP, la división de SAP especializada en trabajos agrícolas con drones. Para realizarla se utilizó un cuadracóptero equipado con un sensor óptico infrarrojo. La aeronave completó el trabajo sobre la parcela en un tiempo de apenas 10 minutos, a una altura de vuelo de 60 metros. El posterior tratamiento de las imágenes recogidas por el dron y la creación del mapa de NDVI requirieron unos 30 minutos. Este sistema ofrece una excelente relación entre tiempo de trabajo y superficie cubierta.

La principal utilidad de estos dos sensores es que nos permiten, una vez conocido el NDVI, crear un “mapa de prescripción” en el que se reflejen las necesidades nutricionales del cultivo en cada zona concreta de la parcela. Ese mismo “mapa de prescripción”, puede ser cargado digitalmente en una abonadora variable para realizar de ese modo una aplicación “inteligente”, lo que reduce el volumen de abono necesario y supone un interesante ahorro económico para el agricultor. Este tipo soluciones, que ya se encuentran al alcance de cualquier profesional agrícola, son un buen ejemplo de lo que las nuevas tecnologías aportan a la agricultura actual: reducción de costes e incremento de la capacidad de trabajo.

<< Las nuevas tecnologías aportan a la agricultura actual una interesante reducción de costes y un incremento de la capacidad de trabajo. >>

El ensayo se completó con la colaboración de otras dos empresas: la carmonense Serfica S.L. -que cedió un espacio en sus instalaciones para el almacenaje de material- y la empresa alemana ISARIA. Esta última participó en la actividad con un conjunto de sensores propios montados sobre un tractor. Con este equipamiento efectuaron varias mediciones para comparar y validar la efectividad de diferentes configuraciones.

Desde Soluciones Agrícolas de Precisión S.L. queremos agradecer a los organizadores y a todos los participantes en esta actividad la oportunidad que nos brindan para colaborar en el estudio y desarrollo de nuevas soluciones para la actividad agrícola.