Mapas de Rendimiento: elemento clave para una eficiente gestión de la explotación agrícola


Basados en nuestra experiencia, coincidente con la opinión de muchos expertos, podríamos decir que la implantación de la agricultura de precisión comienza con la monitorización del rendimiento de los cultivos. Para ello es necesario, en primer lugar, incorporar a una cosechadora un instrumento electrónico que mida y almacene los datos de producción por unidad de área y año. La creación de una base de datos de cada parcela es una herramienta fundamental para optimizar la toma de decisiones en un sistema productivo agrícola.

La generación de mapas de distribución en sucesivas campañas es esencial para la delimitación de zonas de manejo homogéneo dentro de una misma parcela y para establecer las dosis adecuadas de los distintos tratamientos aplicados al cultivo. En el momento de realizar una distribución variable es fundamental conocer con exactitud nuestro sistema productivo, cuanta más información poseamos de nuestras parcelas, más acertadas serán las decisiones tomadas. Además toda esta información puede servir para llevar un control de las operaciones y una gestión adecuada de éstas, permitiendo comparar de forma precisa diferentes campañas.

Llegado a este punto es el momento de dar una respuesta diferenciada teniendo en cuenta la variabilidad intraparcelaria. Para conseguir esta respuesta es necesario la utilización de dispositivos apropiados y capaces de variar en continuo la regulación de las máquinas para la aplicación de una dosis variable dentro de la parcela, resultado de la estrategia decidida para su gestión. De todo lo anterior se deduce que los monitores de rendimiento de cosecha en la agricultura de precisión permiten conocer el resultado de las decisiones tomadas por la gestión de las parcelas y son fuente de información para la gestión de la campaña siguiente.

La monitorización del rendimiento es la mejor opción para conocer la productividad potencial de cada cultivo en cada parcela, proporciona gran cantidad de información y a un coste muy reducido. Se realiza durante la operación de cosecha por lo que se reduce mucho el coste y nos permite evaluar qué resultado han tenido las decisiones tomadas.

Mapa de rendimiento (Trigo) en la parcela en estudio. Medidas normalizadas a % sobre la media

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR